Este ministerio tiene como propósito exhaltar el nombre de Dios a través de la música, guiando a la congregación en adoración hacia Su Presencia. Los tiempos de alabanza y adoración en nuestra congregación son momentos muy especiales, donde a través de la música se guía al pueblo de Dios, a una adoración en espíritu y verdad. El tiempo máximo de duración en los periodos de alabanza es de veinticinco minutos, durante los cuales se entonan cantos en diferentes géneros musicales, pero siempre con un toque contemporáneo, cuidando que cada canto tenga un mensaje Cristocéntrico que exalte a Dios.

Background Image

Alaben al Señor porque él es bueno,
y su gran amor perdura para siempre!

1 Crónicas 16:34